Siete peinados fáciles y versátiles para este otoño

peinados_moño_ladeado

Cardados rockeros, moños messy, recogidos trenzados… Huimos de la monotonía otoñal gracias a siete  y versátiles que desearás y copiarás.

¿Su sello común? Son tremendamente favorecedores, fáciles de realizar y están pensados en clave ‘effortless’, precisamente destinados para esos días en los que el tiempo apremia y no podemos invertir todos los minutos que quisiéramos frente al tocador.

Desde luego, podríamos decir que se tratan de auténticas opciones ‘trending topic’, ya que cada vez son más sus adeptas y aquellas que se animan a probarlos. ¿Lo harás tú también?

   peinados_mono_accesorizado

Moño ladeado ‘accesorizado’

Es nuestro comodín por excelencia, esa apuesta segura cuando el tiempo apremia y no puedes perderlo arreglándote demasiado. Apuesta por un moño en clave ‘messy’ que se acerque a uno de tus hombros. Sus claves están en lavar el pelo y secarlo cabeza abajo para lograr volumen, para, posteriormente aplicar un texturizante.

Recógelo hacia un lado sujetándolo con horquillas y utilizando únicamente las manos, nada de peines que lo dejen demasiado pulido, puesto que buscamos un resultado ‘casual’.

 ¿El toque de diez? Ponte un bonito , un gorro de lana o un coqueto  en los accesorios radicará la diferencia.

  moño-trenzado

Moño trenzado

Hay mujeres que logran que todo aquello que parece complicado, se torne de lo más sencillo a golpe de tutorial. Una de ellas es , quien tiene todas las claves de este llamativo moño trenzado.

Para lograrlo, peina el cabello bocabajo, selecciona tres mechones de pelo a la altura de la nuca y trénzalos hasta alcanzar la coronilla. Llegados aquí, sujétalo en una junto al resto del cabello, fíjalo con laca y procede a enroscarlo para conseguir un moño que, posteriormente, fijaréis con horquillas. Podéis verlo aquí paso a paso.

  peinado-doble-trenza

Doble trenza

¿Para qué quedarnos con una única trenza sencilla cuando podemos aunar dos en un mismo peinado? Para ello, separa el pelo para que quede una raya en medio, toma tres hebras de cabello desde la parte frontal trenzándolas hasta llevarlas a la parte trasera de la cabeza y sujeta esta primera trenza mediante horquillas.

Coge el resto del cabello y trénzalo a un lado, atándolo con una goma para que no se deshaga. Tendrás dos trenzas listas en un santiamén.

peinado-trenza-griega

Trenza griega

Fue el peinado estrella del verano y  nos ha demostrado que lo recuperaremos este invierno junto a moños en clave ‘messy’. Para elaborar esta diadema trenza, delimita la raya al medio y empieza a trenzar desde el flequillo cada lateral hasta la nuca.

Fíja ambas trenzas en la parte trasera de la cabeza con horquillas y haz una coleta con el resto del cabello. Gíralo sobre sí mismo y crea un moño despeinado gracias a la ayuda de horquillas y siguiendo las mismas pautas que en el caso del moño ladeado.

peinados_coleta

Coleta enrollada y twist

En lugar de dejar la goma de la coleta a la vista, vamos a optar por dos versiones de este peinado todoterreno más divertidas y sofisticadas. Por un lado, tenemos la opción enrollada. En este caso, es importante aplicar una crema que le dé textura al cabello para que le aporte un brillo extra y evitar que se encrespe.

Tras hacerte una coleta, sólo tendrás que seleccionar un mechón grueso de cabello y enrollarlo sobre la goma sujetándolo con una horquilla, ¡así de simple! En cuanto a la coleta ‘twist’, a la hora de hacerte el recogido bajo debes dejar dos mechones a ambos lados sueltos, enróllalos sobre sí mismos o entrecrúzalos a modo de trenza para, posteriormente, unirlos a la coleta con una segunda goma sobre la primera.

peinados_semirecogidos

Cardado rockero

Desde luego, pocos peinados hay tan sexies como este semirecogido de aire deliberadamente descuidado que aporta un halo bohemio a cualquier look. Su secreto radica en cardar ligeramente la melena a la altura de la coronilla, utilizando un cepillo redondo y tirando de las raíces hacia arriba para ahuecarlas.

Rocíalo con laca y sujétalo a media cabeza gracias a la ayuda de unas horquillas. Puedes dejar el flequillo suelto, optar por su versión ondulada o dejarte llevar por un liso extremo.

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.