Prendas para NO llevar a la oficina

xxl

¿Qué me pongo para mi vuelta a la oficina? Acierta con tu elección y evita cometer algunos errores de estilismo provocados por el relax vacacional.

Bye bye a las esas deseadas vacaciones que nos hicieron colgar el traje y los . Tras días de relax y desconexión, y de poder vestir de forma cómoda y 100% estival, toca poner de nuevo los pies en el suelo.

La vuelta a la oficina no resulta nada fácil y las tendencias del verano que imponen los colores flúor, los cropped top, los shorts o los tampoco ayudan.

Teresa Baró, experta en comunicación personal y autora de «La gran guía del lenguaje no verbal» comentaba en un artículo del ABC que “ser una «» en la oficina puede perjudicarnos más que favorecernos”.

oficina-3

Es importante recordar que imagen queremos dar en nuestra faceta profesional y adecuarla con la moda. Puede que durante tus vacaciones de verano hayas podido lucir, por fin, esos shorts vaqueros con tu top de crochet, hayas estrenado tus vestidos más flúor y colgado tu cesto… pero cuando toca volver a la oficina, hay ciertas prendas que deberías dejarlas en casa y reservarlas para el fin de semana.

Muchas veces, las ganas de seguir disfrutando del verano aunque toque trabajar, el ambiente más relajado de la oficina… nos incitan a lucir outfits menos apropiados pero 100% estivales. (Eso sí, siempre que en el código de vestimenta de la empresa no exija de por sí, el ).

Porque desde realmoda.es, queremos que tu vuelta a la oficina sea estilosa pero profesional, hemos identificado aquellas prendas que no deberías llevar al trabajo, a menos que la empresa sea muy vanguardista, moderna e innovadora y no haya código de vestimenta.

  1. Shorts: es una de las prendas por excelencia, pero resérvalos para el fin de semana y los días de playa.
  2. Cropped top: nada de enseñar el ombligo en la oficina. Esta tendencia no es nada adecuada en un entorno profesional.
  3. Vestidos ibicencos: el blanco está permitido pero evita llevar esos vestidos playeros a la oficina y opta por otros de tejidos y líneas más sofisticados.
  4. Chanclas: debes prestar atención al calzado. Habrás ido muy cómoda durante tus vacaciones con las chanclas, pero para volver a la oficina, apuesta por una sandalia más refinada.
  5. Cesto: el capazo es otro de los clásicos del verano pero que no deberías llevarlo a la oficina. Es un tipo de bolso no adecuado. Resérvalo para el fin de semana.
  6. Colores muy flúor: la paleta neón ha conquistado el verano sin embargo, y a pesar de ser colores perfectos para realzar el bronceado, no son muy adecuados para la oficina si se quiere dar una imagen seria. Lleva una sola prenda combinada con colores neutros, o a modo de complementos, pero evita un total look flúor.
  7. Minivestidos: las versiones de vestido o falda muy cortas resérvalas para otro momento pero no para volver a la oficina. Por muy cómodas y frescas que sean estas prendas no son aptas en un entorno profesional.

Y ahora que ya sabes qué prendas deberías obviar de tus outfits para la vuelta al trabajo, ¿estás lista para un retorno con mucho estilo? Nosotras te sugerimos dos propuestas estivales sí adecuadas:

Look 1: con vestido

look-oficina-1

Vestido de gasa plisado de Sheinside/Sandalia de /Bolso de Bimba&Lola

Look 2: con falda

look-oficina-2

Falda de Hoss Intropia/Top de Mango/Collar de SuiteBlanco/Sandalias de

Imágenes: Sexo en Nueva York, Asos

 

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.