Guía práctica: cuál es el flequillo que mejor te va según tus facciones

La vuelta del 

Las celebrities lo saben y son las primeras que se apuntan a esta tendencia de forma cíclica. “Los flequillos modernizan, dinamizan un estilo. Refuerzan la personalidad, acentúan la fuerza que imponen ellos mismos”, nos explica el peluquero Eduardo Sánchez. Ahora bien, queremos darte pistas sobre cuál es el flequillo que mejor te va según tus facciones.

 

La clave está en saber adaptarlo

Si piensas que no va con tu rostro, estás equivocada, tan solo tienes que saber cuál es el que mejor te encaja y aprender a sacarle partido, simplemente debe adaptarse. Por ejemplo, en caras redondas flequillo sí, pero de lado. En las alargadas, equilibra y armoniza. Si el rostro es anguloso, deben desfilarse para suavizar los rasgos, mientras que en la afortunada cara ovalada, todo vale. Pero vayamos por pasos: “A las caras que mejor le van son las que tienen el óvalo perfecto, pero también sientan muy bien a las caras o un poco redondas o un poco alargadas.

Los son aconsejables para las chicas con la frente muy ancha porque les suaviza la cara. En cambio, desaconsejamos los flequillos para las chicas con pómulos o mandíbulas muy marcadas porque puede dar apariencia de cara muy cuadriculada”, nos cuenta el peluquero de la . Vamos a darte algunos ‘tips’ prácticos con su ayuda caso por caso.

Ligeramente ladeado si tienes el rostro redondo

– “El secreto está en llevar el flequillo ligeramente ladeado y largo para alargar visualmente los rasgos, dejando al descubierto parte de la frente. Además, es importante capearlo y hacer un suave desfilado, con laterales más largos que el centro para estilizar las facciones”.

– “A los rostros más redonditos les favorece todo aquello que dé movimiento y marque el final de los mechones. Un toque de cera en las puntas, por ejemplo, ayudar a dar esa definición tan favorecedora”.

Romper la verticalidad del rostro alargado

– “A los rostros más alargados el flequillo les favorece, ¡y mucho! Es la mejor opción para romper la verticalidad y equilibrar y armonizar este tipo de rostros, dándoles un aspecto más ancho. En este caso, nada como apostar por un flequillo abundante, espeso y rotundo”.

– “A este tipo de rostro le puede quedar muy bien un flequillo ultra recto, cortado incluso por encima de las cejas. Es un look atrevido, con mucha personalidad”.

Capas largas para los rostros angulosos

Si tienes la mandíbula muy marcada o el rostro con facciones triangulares, has de tener algunas cosas en cuenta: “A este tipo de facciones no le quedan bien los flequillos demasiado cuadrados ni las líneas rectas. Necesita algunas capas largas que se muevan en torno al rostro y suavicen los ángulos. Les favorecen flequillos de capas muy largas, que vayan desde debajo de las cejas incluso hasta casi la mandíbula, aportando suavidad”.

Ovalada, la forma ‘perfecta’

Como decíamos, la ventaja de este tipo de rostro es que todo le queda bien. “En este caso, lo más importante es ajustar el tipo de flequillo a la textura del cabello. Más recto en caso de pelo muy listo, más decapado en el pelo con cuerpo”.

El caso especial de las melenas onduladas

Flequillo y pelo rizado no siempre han hecho buenas migas, pero aquí tenemos a demostrando que sí, que también pueden formar un buen tándem.  “En caso de tener el cabello ondulado, con textura y con movimiento natural, el flequillo resulta especialmente favorecedor. ¿Su secreto? Que el cabello tenga cuerpo y una labor de capas a medida para potenciar el gesto”, nos cuenta Eduardo Sánchez. Eso sí, apunta esta importante máxima que debes tener en cuenta: huye del flequillo liso sobre una melena ondulada o rizada.

 

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.