Di adiós al pelo encrespado

Olivia-Palermo

El (también llamado ) es uno de los problemas capilares más temidos por las mujeres. El tipo de cabello, sus cuidados y la humedad del ambiente son las principales causas. Si no quieres que esos pelitos vuelvan a rizarse u ondularse cuando menos te lo esperas tienes que tomar medidas ya. Presumir de un pelo tan perfecto como el de o  es posible.

DESPÍDETE DEL ENCRESPAMIENTO EN 5 PASOS

1. Hidrata y nutre tu pelo en cada lavado. El cabello dañado, frágil y quebradizo es mucho más propenso a encresparse, para mantenerlo nutrido utiliza un champú suave y mejor si contiene u otros productos alisadores. Aplica siempre un acondicionador o una mascarilla y termina siempre con un aclarado de agua fría para darle brillo y soltura. No pasa nada por lavar el cabello todos los días pero, si puedes evitarlo, deja pasar mejor uno o dos días entre un lavado y otro para mantener las propiedades naturales de la fibra capilar.

2. Evita daños físicos innecesarios: no lo peines ni lo cepilles en exceso y hazlo siempre con cepillos de madera o de cerdas naturales y peines de púas gruesas. Sécalo siempre con cuidado, no lo frotes a lo loco con la toalla, mejor ve retirando poco a poco la humedad con pequeños toques.

3. Olvídate del calor: desde el agua del lavado, hasta el secador, nunca debes pasarte con las altas temperaturas sobre tu cabello, éste es uno de los elementos que más daños puede provocarle y, por tanto, favorecer que se encrespe. Utiliza el secador, las planchas y el rizador a 230ºC o menos y evitarás uno de los errores capilares más frecuentes.

4. Utiliza aceites y otros productos de acabado: unas gotas de aceite sobre el cabello seco pueden hacer mucho contra el frizz, la clave es no pasarse con la cantidad y evitarlo en las raíces, sobre todo en el pelo graso. De inmediato aportará hidratación y brillo a la melena y servirá para prevenir el posible encrespamiento. De la misma forma, los productos de acabado con protección del calor también son muy prácticos para hacer frente a este problema. Los termoprotectores suelen sellar los cabellos y darles un aspecto más sano y cuidado, si eres una adicta a la plancha y las tenacillas eléctricas, no debes dejar de utilizarlos. Por último, un buen sérum anti encrespamiento puede ser, igualmente, de mucha utilidad.

5. La laca es tu última aliada contra la humedad: si vives en una zona húmeda o quieres evitar un desastre capilar en un día lluvioso, lo mejor que terminar el proceso de peinado con una buena dosis de laca. Aplícala siempre a 20 centímetros para evitar un efecto artificial y, si buscas un resultado ultra natural puede vaporizarla primero sobre una brocha y extenderla con ella sobre el cabello.

 

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.