Dale glamour al otoño con los drapeados

Los son quizá uno de los cortes en las prendas más femeninos que existen. Era elegante en los años 40 y lo sigue siendo hoy. La caída del tejido y los pliegues que forma resultan muy favorecedores para mujeres de todas las tallas de ropa y alturas. Con ellos parecerás una recién caída del Olimpo.

Drapeados: cómo, cuando y para quién

Además, sirven para ocultar cualquier tipo de imperfección en la silueta: barriguitas incipientes, poco pecho, demasiado estómago… Cualquiera de estos problemas puede disimularse de forma calculada bajo un vestido, una falda o una blusa con efecto drapeado. Y si hasta hace poco quedaban reservados a los trajes de madrina de mujeres entradas en años y en kilos, esta temporada los drapeados hacen furor.

Eso sí, si vistes una prenda drapeada, necesitarás mantener el mismo look elegante en el resto del conjunto: cabello perfecto, tacones elevados mejor que cuñas… Los accesorios deben reducirse al mínimo, so pena de parecer un florero.

Drapeados: cómo, cuando y para quién

Unos pendientes y unos brazaletes son suficientes si el vestido lleva drapeado en el escote. Un blazer sencillo completará una falda con drapeada. Intenta siempre que la prenda contrapuesta sea sencilla (el pantalón si el top es drapeado, o la camiseta si la falda lo es…).

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.